La esposa de Anthony de Ávila, exfutbolista colombiano considerado ídolo en América de Cali y que jugó en el FC Barcelona en la término de 1990, pide ayuda a gritos, encima de las dificultades derivadas de su detención en Italia, para encontrar cobijo. por los costos de su defensa judicial.

La policía de Nápoles arrestó en septiembre de 2021 al exjugador, a quien buscaba desde 2001 por supuestos vínculos con un congregación internacional de narcotraficantes.

La honestidad italiana buscaba a De Ávila, apodado “Pitufo” o “Pipa” durante su carrera de punta, por tráfico y producción de estupefacientes y delitos cometidos en las ciudades de Génova (septentrión) y Nápoles (sur), dijeron fuentes el año pasado.

En entrevista con el diario El País de Cali, Lyda Valenzuela, esposa del exdelantero, habló sobre los inconvenientes que ella y su grupo enfrentan a la hora de retribuir abogados en el país europeo.

publicidad

“Anthony fue arrestado el año pasado luego de presentar una denuncia por la pérdida de su pasaporte. Regresó a Colombia el 22 de septiembre de 2021 y como perdió el pasaporte, presentó una denuncia y allí lo detuvieron por un caso que supuestamente sucedió en 2001. Pero esta vez no pasó nadie porque yo estaba con él, entonces es raro que lo arresten”, dijo la mujer.

Valenzuela visitó a Pitufo en Nápoles y a pesar de la situación que atraviesa, lo encontró de buen humor.

“Creí ver a Anthony derrotado y desanimado, pero al contrario lo vi robusto; antaño fue él quien me animó, me dijo que mantuviera la calma, que todo se aclararía y que saldría de la mazmorra”, dijo.

Igualmente lamentó acaecer recibido promesas de ayuda, pero no le dieron una explicación y no duda en asegurar que se quedó “sola” con este inconveniente.

publicidad

“Me cansé de tocar puertas y pedir ayuda a mucha multitud, exjugadores que compartían con Anthony, directivos, entrenadores, hinchas, políticos… Dijeron que nos iban a ayudar pero nunca más aparecieron”, dijo. .

“Otros ni siquiera contestan el teléfono. Me siento sola. Ese sexo que le mostraron a Anthony cuando era participante y a posteriori de su retiro no lo veo; pero Todopoderoso sabe cómo hace sus cosas”, concluyó Valenzuela.

En 1998, el apodo Pipa jugó con el FC Barcelona en la final de la Copa Libertadores, que perdió en presencia de el Vasco da Tono de Brasil.

La mujer regresará a Nápoles el 25 de octubre y permanecerá en esta ciudad hasta diciembre para compartir a su marido. (D)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí